miércoles, 6 de mayo de 2015

Lentejas con Chorizo


"Si quieres las comes y si no las dejas".


Hay muchos refranes sobre las lentejas, "lentejas, comidas de viejas", "lentejas, de que te quejas"...seguro que habréis oído alguno de estos cuando os han puesto algún plato de lentejas y es que cada región, comarca o pueblo de nuestra geografía tiene sus propios refranes sobre los manjares más típicos y las lentejas son uno de los platos de cuchara más consumidos en toda España.

Son muy ricas en proteínas y minerales y quizás por ello fueron uno de los principales alimentos en las dietas de las centurias romanas. Pero los romanos no fueron los primeros en consumirlas, los primeros indicios de su cultivo datan de unos 7000 a 9000 años de antigüedad, se cree que comenzaron a cultivarse en Israel y Egipto.



Eran la comida destinada a la realeza, tal como puede verse en alguna pintura al fresco de la época de Ramses II (1200 a.C.) donde se ve a un sirviente cocinando lentejas, pero también era la comida de los obreros que construyeron la pirámide de Keops, dice el historiador Herodoto que los alimentaban con grandes cantidades de lentejas junto con cebolla y cerveza, y en dicha pirámide se encuentran inscripciones y jeroglíficos que hablan de ello.




Eran tan populares que éstas aparecen incluso en algún pasaje de la Biblia ( Génesis 25:34, Esaú vendió a su primogénita a Jacob por un plato de lentejas con arroz).



A mediados del siglo II d.C. la lenteja era el plato principal de las cenas funerarias pues consideraban que al comer lentejas de Egipto el hombre se volvía alegre.





Durante la Edad Media fueron un alimento de las clases más desfavorecidas de la sociedad, en esta época de pobreza la lenteja era un producto de fácil cultivo.


Y actualmente se sigue consumiendo por tener un gran valor dietéticamente, además de ser la legumbre que mejor se digiere, excepto si la atiborramos de chorizo, tocino y morcilla. En todas las casas se prepara siguiendo una receta familiar, y en la mía es con una punta de jamón y chorizo.


Ingredientes:

.500 gr. lentejas
.2 zanahorias
.1 puerro
.2 patatas
.3 chorizos
.2 huesos de jamón
.Aceite
.Sal
.Laurel

Preparación en olla rápida:

-Pon las lentejas en remojo unas horas antes.


-Dora el chorizo y los huesos de jamón.
-Añade las patatas chascadas y las verduras en trozos.


-Pon las lentejas, el laurel, una pizca de sal y cubre con agua.


-En cuanto la olla empiece a pitar ten cociendo unos 7-8 minutos.
-Recordar que la lenteja absorbe mucha agua, así que al abrir la olla aunque parezca que tenga mucho caldo, luego lo absorberán rápidamente.


En casa nos gusta añadir en el plato un chorrito de vinagre o unas gotitas de tabasco. Y si os sobran para el día siguiente podéis prepararlas en puré con una guarnición de huevo duro y picatostes.


Y es que hay que aprovechar todo, la comida no se tira.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada