miércoles, 13 de mayo de 2015

Ojú, Berenjenas con miel


Con esta receta triunfarás con tus invitados, por lo menos a mi me la piden siempre que hago alguna celebración en casa.


Las berenjenas con miel son típicas de la zona de Andalucía, principalmente de Córdoba, aunque hay quien dice que también son propias de Granada, lo que si es seguro es que sus origenes tenemos que buscarlos en la gastronomía andalusí.
Anda que no le debemos ni nada a la invasión árabe, muchas de nuestros platos más típicos provienen de ellos y de su cultura gastronómica, lo cual es lógico ya que pasaron muchos siglos viviendo en nuestro país, exactamente del siglo VIII al XV.


Su cocina se caracterizaba por ser sana, rica y llena de contrastes y las berenjenas con miel son uno de sus tesoros culinarios que han llegado hasta nuestros días quizás por su sencillez y porque el cultivo de su ingrediente principal, es decir las berenjenas, es muy habitual en la vega del Guadalquivir.

Yo las descubrí en Córdoba, concretamente en la Plaza de la Corredera, una de las plazas más emblemáticas de la ciudad, se caracteriza por ser la única Plaza Mayor cuadrangular y porticada con arcos en su parte inferior en Andalucia simulando a las Plazas Mayores castellanas y que actualmente es muy bulliciosa por los múltiples bares y terrazas que hay en ella, en los que uno puede sentarse a tomar una cervecita y una tapa de berenjenas fritas mismamente, cosa que es de agradecer porque cuando uno está de turismo o paseando le apetece sentarse a descansar y tomar algo fresquito para continuar viendo cosas.


El origen de la plaza sin embargo no es de la época  de Al-Andalus, por entonces solo era una explanada a las afueras de la Medina, su construcción fue en el siglo XVII y antiguamente fue utilizada como plaza de toros y de las corridas que en ella se celebraron viene el nombre de la plaza, grandes personalidades como el rey Felipe IV o el mismo Cosme de Medici (fundador de la dinastía de los Medici) fueron testigos de los festejos taurinos allí celebrados. También se han encontrado restos arqueológicos que demuestran que durante el imperio romano en la explanada donde está ahora la plaza estaba parte del circo romano.


Pero no todos los actos que en ella se han celebrado estaban relacionados con las fiestas también la Inquisición realizaba allí los Autos de fe y los franceses en el siglo XIX la utilizaron de patíbulo para ejecutar a los condenados a muerte.

Y después de hablaros un poco de esta plaza, vamos a lo que nos interesa hoy las berenjenas fritas con miel.




Ingredientes:

.2 berenjenas
.Harina
.Agua
.Sal
.Aceite
.Miel de romero

Preparación:

-Parte las berenjenas en tiras de 1,5 cm de grosor, como si fueran patatas para freír.


-Haz una especie de papilla con harina y un poco de agua no muy espesa, más bien que quede clarita.


-Reboza en ella las tiras de berenjenas.


-Fríe en abundante aceite hasta que se doren.


-Retíralas de la sartén y déjalas sobre papel de cocina para que absorba este el exceso de aceite.


-Colócalas en una fuente y espolvorea sal por encima.


-Sirve calientes con un hilillo de miel por encima.


Seguro que las vais a hacer mas de una y de dos veces, os sorprenderán lo crujientes que quedan con el rebozado la gracia que le aporta la miel.


Sírvelas como aperitivo o como acompañamiento de carnes y pescados, seguro que son todo un éxito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada